Su Visor ACOG no dejó de funcionar a pesar de haber recibido un impacto de bala

 

El Sargento Bowers del US Marines nos envía esta foto de su visor táctico Trijicon ACOG 4×32, montado en su sub-fusil de asalto M4, justo después de repeler una emboscada en un pueblo de Afganistán, mientras seguían el rastro de unos talibanes. Como se aprecia claramente en la imagen, el ACOG, “Advanced Combat Optic Gunsight”, recibió un impacto de Kalashnikov.

Por suerte no hubo que contar bajas y nos comenta el Sargento Bowers en su carta remitida a Trijicon, que gracias a la increíble robustez de los visores ACOG, éste no solo le salvó la vida, actuando en este caso de para balas improvisado, sino que le permitió apuntar de nuevo y devolver el fuego enemigo. Su visor ACOG no dejó de funcionar en ningún momento.

Puedes ver la gama de visores tácticos Trijicon que importamos aquí:

 

Nidec Defense Group