GARANTIA y CERTIFICACIONES de NUESTROS CHALECOS

¿Qué certificaciones tienen los chalecos NIDEC?
Hasta la fecha, los chalecos NIDEC fabricados bajo licencia por Hagor Industries Ltd., tienen la certificación NIJ, expedida por el HP White laboratory de Washington, que es uno de los dos laboratorios americanos homologados para llevar a cabo las certificaciones NIJ. Se puede acceder a la web de la NIJ en www.nlectc.org y comprobar el certificado de los paneles Nidec denominados MOT-2.

 

Paralelamente todos nuestros chalecos también se certifican balísticamente en el laboratorio de ensayos balísticos FMS de Israel, según el mismo estándar NIJ Interim Requirements 2005, conocido como NIJ 0101.05.

 

A nivel anti-arma blanca, los paneles Nidec MOT-2 se sometieron a diversas pruebas con distintos tipos de armas blancas. Dichas pruebas se certificaron por el laboratorio AITEX de Alcoy, España.

 

¿Porque hay competidores que dicen que sus chalecos si son certificados NIJ y los demás no, puesto que no salen en la web http://www.justnet.org?

 

Pues simplemente porque han enviado sus chalecos a uno de los laboratorios homologados por la NLECTC, para conseguir así la publicación en el listado de las pruebas oficiales.

 

El panel MOT-2 que usamos en los chalecos antibalas NIDEC si sale en esa lista, porque los hemos mandado al laboratorio HP White en Washington para que realizaran la certificación según el estándar NIJ.

 

Además los chalecos Nidec obtienen una doble certificación. La Americana y la Israelí. El laboratorio FMS Israelí tiene las mismas máquinas, protocolos y balística que el Americano. Hacen las mismas pruebas, con el mismo rigor, pero, no aparecen en la web del Insituto Americano, puesto que no son un laboratorio Americano. Si algún día el laboratorio israelí FMS, decide publicar un listado de los chalecos que han certificados en su laboratorio, pues será exactamente como lo Americanos ha hecho.

¿Qué diferencias aporta la nueva normativa o estándar NIJ 0.101.06?

Balísticamente se tienen en cuenta nuevas municiones, más velocidad, condiciones ambientales, se sumergen los paneles en agua, se les dispara más veces, etc…  Este nuevo estándar requiere chalecos más gruesos, algo más pesados y en definitiva más incómodos para el usuario, pero más seguros, aunque abre un reto a la innovación y desarrollo.