Diferencias entre Taser® y una defensa eléctrica

La palabra Taser® se está convirtiendo en un término genérico que erróneamente se utiliza para nombrar cualquier arma que base su fundamento en electricidad. Esta confusión se aprecia mucho cuando a las defensas eléctricas de aturdimiento se les llama Taser® o «pistola eléctrica». El origen de estos malentendidos puede deberse a dos motivos principales; que el éxito de Taser® la ha convertido en un término «genérico», y la estrategia intencionada de muchos establecimientos que venden defensas eléctricas de asociarlas a una marca referente en tecnología policial como Taser®.

Este artículo sirve de guía para aquel que quiera conocer las diferencias entre una Taser® (Dispositivo de Control Electrónico) y una defensa eléctrica (o arma de electrochoque).

Taser modelo 7 sobre en exposición

 

Funcionamiento.

Taser®: Consigue inmovilizar al individuo a distancias aproximadas de 7 metros, mediante el lanzamiento de dos dardos conectados al dispositivo que transmiten al cuerpo de dicho individuo impulsos eléctricos durante un máximo de 5 segundos. Estos impulsos logran contraer los músculos del cuerpo durante este espacio de tiempo. Además cuenta con un microchip interno que garantiza un uso no lesivo del dispositivo. Aplica un tensión limitada a 50.000 voltios.

Defensa eléctrica/Arma de electrochoque: Aturde al individuo mediante descargas eléctricas por contacto directo de los dos electrodos con el cuerpo del individuo, dichas descargas pueden durar a gusto del usuario mientras le dure la bateria, unos 10 minutos. Aplica una tensión de hasta 900.000 voltios.


Legalidad.

Taser®: En España, este producto es un arma prohibida a civiles según el artículo 5.1, Apt C, del vigente Reglamento de Armas, (Real Decreto 137, de 29 de enero 1993). Pero si puede ser adquirido por organismos oficiales para la dotación de sus agentes de policía. Es utilizada por infinidad de cuerpos de policía en todo el mundo, entre ellos muchos españoles, y en varios ejércitos occidentales como el de EE.UU.

Defensa eléctrica/Arma de electrochoque: Según el Reglamento de Armas citado anteriormente, se prohíbe la fabricación, importación, circulación, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las defensas eléctricas al estar encuadradas como Armas Prohibidas. No son utilizadas por ningún cuerpo policial occidental y muchos menos ningún ejército.


Control de Uso.

Taser®: Cuenta con un software interno que controla y limita en todo momento su uso. También graba múltiples datos cuando es usada, para posteriormente ser volcados al sistema informático para consultarlo si es preciso. Sus cartuchos también «marcan» el lugar donde fué usada mediante AFIDs. Además, en conjunción con los dispositivos Axon Body, pueden grabar en vídeo y audio toda las escena en la que es utilizada.

Defensa eléctrica/Arma de electrochoque: No cuenta con control de uso de ningún tipo, por eso es muy común verla siendo utilizada por delincuentes.

Taser comparada a una defensa electrica

Imágen donde vemos arriba una Taser y abajo una defensa eléctrica o arma de electrochoque.


Garantía de uso.

Taser®: Creada y fabricada por Axon, la mayor multinacional de tecnología policial del mundo. La compañía lleva décadas desarrollando Taser® hasta lograr los productos actuales, que han sido testados en todas las condiciones por múltiples Cuerpos de Policía. Además; Taser® pertenece a un ecosistema tecnológico en el que se incluye sistemas de grabación o programas informáticos de gestión y control como Evidence.com.

Defensa eléctrica/Arma de electrochoque: Ninguna compañía conocida fabrica o comercializa estos dispositivos, por lo que no hay quién respalde el uso de estos los mismos. Siempre se venden por Internet desde tiendas extranjeras (en España está prohibida su venta) que no están bajo la legislación de protección al consumidor española.

 

Conocido lo anteriormente expuesto; es comprensible que definir como Taser® a cualquier defensa eléctrica desconocida es erróneo. Cómo confundir el universo de los delincuentes (principales usuarios de las defensas eléctricas) con el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que utilizan legítimamente las pistolas eléctricas Taser® para salvar vidas.

Somos distribuidores oficiales de Taser® en España. Si necesitas realizar cualquier consulta, estamos disponibles en www.nidec.es, o en el email distribucion@nidec.es . Si prefieres llamarnos, 93 301 67 76 o 678 56 26 26 (whatsapp)

Si te ha gustado este artículo, te interesará El uso policial de la Taser o el Origen de la Taser, su historia.